Plaza Grande

Plaza Grande

Esta plaza, llamada Plaza Grande (antiguamente “de la Constitución”) está fechada entre los siglos XVII y XIX, aunque el primer tratamiento como plaza data de finales del XVII, coincidiendo con las reformas de ampliación del templo; es a finales del siglo XIX, con la ejecución del paseo arbolado cuando adquiere su fisonomía y carácter actual. Hoy en día, se sigue celebrando en ella el mercadillo municipal semanal, además de muchos de los actos culturales y de ocio que tienen lugar en la ciudad. Es considerada por los locales el punto de encuentro principal en el Casco Histórico, y es habitual, sobre todo por las tardes, encontrarla llena de familias disfrutando del entorno.


Se levantó en un solar que cedió al pueblo de Guía Don Pedro Ratón, propietario de la casa que ocupa la fachada oeste de la propia plaza. Dicha casa es a veces conocida como “casa de los ratones”, en referencia al apellido de los primeros propietarios.

Aquí se celebra cada martes y domingo el mercadillo municipal, donde se pueden adquirir productos frescos de las huertas de medianías, así como pan de leña y de papas, también de la zona. Y como no, el famoso queso de Guía.

En el año 1872 se aprueba una ordenanza municipal por la que se permite utilizar esta plaza como mercado, hecho el cual le convierte en uno de los más antiguos mercadillos de los celebrados en la isla. En su momento, y durante muchos años, fue este un mercadillo bastante concurrido, pues era en Guía donde se concentraba la vida comercial de la comarca norte. Aquí adquirió fama el queso de las medianías de la zona noroeste, de ahí que se conozca como “queso de Guía” a los quesos de Flor, Media Flor y cuajo elaborados con leche de oveja y vaca por queseros de la zona.